Archivo de la etiqueta: coches

El poder de un uniforme

Es increíble la sensación de poder que concede un uniforme a aquel que lo lleva puesto. Es incomparable. Nada te puede dar una sensación de superioridad igual.

Y da igual que el uniforme sea más bonito, más feo, con más pegatinas o mejores escudos. Da igual que representes a la más alta autoridad, al ejército o a un colegio. Es un identificativo. Un elemento diferenciador del resto. Te hace sentir más y mejor que los demás. Sigue leyendo

Anuncios

Esta ronda te toca a tí, Mariano (#quesejodan)

Os equivocáis, Mariano «& friends». No os dais cuenta de que me da igual si os habéis traído la cartera o no, de si tenéis cambio o no. Yo ya he pagado hasta ahora lo que os habéis tomado. Va siendo hora de que invitéis vosotros o, como mínimo, os paguéis vuestras rondas. Si os lo habéis gastado, me da igual dónde: lo devolvéis vosotros, lo pagáis vosotros. Dejadme en paz, que ya no me queda para mí. Me da igual si fue fulano o zotano el que gastó o el que pidió. No os dais cuenta de que me importa poco, a estas alturas, si los mercados, prima de riesgo o especuladores dicen o dejan de decir.

No está bien que tus amigos o conocidos -o tú, quién sabe- se gasten el dinero por ahí «de farra», lo escondan u os lo quedéis, para que ahora tenga yo que reponer ese dinero. No está bien. No soy vuestro padre, no tengo que responder por vosotros. ¿Acaso vais a poner dinero por mí cuando el banco venga a quitarme la casa si me gasté el dinero en la playa -durante mis únicos quince días anuales de vacaciones no remuneradas-, o cuando me tomo un café en el descanso de 20 minutos -en mi jornada de diez horas y media diarias? ¿El banco me ha perdonado algo, me ha pagado algo? ¿Por qué entonces yo tengo que ajustar más -que no puedo- mi economía para abonar lo que se ha gastado el banco en lo que le ha dado la gana? Sigue leyendo

Increíble, sin más

Ya no es que pensemos que tal o cual persona, llámese mengano o zotano, no tienen vergüenza. Que tienen “mucho morro”. Que se han aprovechado de su cargo, situación o relaciones para alcanzar un puesto.

Ya no es que ese personaje concreto, o conjuntamente con sus amigos, hayan asumido como propios unos caudales que son de otros, llamados públicos. Tampoco que los mismos asuman unas potestades que no tienen o que consideren que pueden hacer o deshacer sin explicar o justificar.

Sigue leyendo

Sentencia de Matas… la primera, claro

Hemos tenido acceso a la sentencia (primera de las que se esperan) de Jaume Matas, la cual también se refiere, y mucho, a Antoni Alemany. La sentencia es vasta, concienzuda, de unos cuantos folios, lo cual es normal no tanto por el tipo de delitos que se imputan o por el desarrollo del juicio. Es más probable que se deba a que es una resolución que acabará siendo revisada al detalle por todo aquel que quiera, como de hecho ha sido. Sigue leyendo