La nueva eximente incompleta: «affluenza»

Imagen descargada de pixabay.com, bajo licencia Creative Commons CC0

Imagen descargada de pixabay.com, bajo licencia Creative Commons CC0

Pues es una nueva moda psiquiátrica que se está normalizando para evitar que los jóvenes pudientes norteamericanos respondan criminalmente de sus delitos, ya sea haber violado a una niña de tres años o haber matado a cuatro personas.

Ciertamente resulta aberrante que un profesional de la psiquiatría pretenda hacernos creer que los pobres niños ricos a los que sus papás no han sido capaces de poner límites o prestar la atención suficiente, pueden matar impunemente porque bastante problema les causa esa ausencia de límites, que tanto sufrimiento han tenido por tenerlo todo que se ven abocados a tener que sufrir el deseo de cometer el crimen (pretenderán que así papá y mamá les quieran más, pobres chicos). El muerto al hoyo y el vivo al bollo, como dice el refrán.

No se trata de un término de nuevo cuño. Al parecer ya fue concebido en los años veinte, si bien ahora se está considerando en algunos casos flagrantes en EEUU y Australia, donde los criminales no han pisado la cárcel aún habiendo sido condenados.

Imagen descargada de pixabay.com, bajo licencia Creative Commons CC0

Imagen descargada de pixabay.com, bajo licencia Creative Commons CC0

No sé si como europea esto me resulta esperpéntico, o como profesional impensable, o como ciudadana completamente deplorable, pero realmente me escandaliza que alguien pueda permitir que un ser humano prive a otro de la vida y culpe de eso a sus progenitores y a la buena vida. Perdón pero ¿es que pretenden hacernos subnormales?
Aunque no está reconocida por la Sociedad Americana de Psiquiatría, algunos psiquiatras la utilizan en estos procedimientos judiciales. Me encantaría entrevistarme con alguno por el gusto de que intente, al menos, convencerme en la distancia corta. Es que aunque exista esa parte oscura de las vidas fáciles de los ricos, en ningún caso puede ser justificativo de sus crímenes.
El otro miedo valorable es que ciertamente creo que si el sistema no dispone de las herramientas que la sociedad demanda, finalmente la sociedad las adoptará del modo que pueda, por lo que resulta un tema que merece ser, al menos, reflexionado.
Hablamos de la ausencia de valores de nuestra sociedad, pero francamente, no es exactamente eso lo que veo. Es una ausencia de responsabilidad extrema que se puede llevar al extremo en esos casos en los que los padres,

Imagen descargada de pixabay.com, bajo licencia Creative Commons CC0

Imagen descargada de pixabay.com, bajo licencia Creative Commons CC0

completamente equivocados, asumen la cruzada de luchar y justificar todas las tropelías que cometen sus cachorros sin que quieran ver que esa actitud es completamente responsable de los abusos que hacen, y que sin enfrentar al retoño ante sus actos y, más aún, ante las consecuencias de estos, no pasarán de nivel madurativo, con lo que se pueden perpetuar en esa conducta. Es que si no se cambia nada, no cambiará nada. No se arreglará el problema y se continuará en el mismo punto. Debemos ser conscientes de la necesidad de enseñar y de enseñar en todos los niveles para intentar avanzar y que las generaciones venideras sumen en positivo y no se apeguen a la «affluenza» como herramienta natural de uso porque estemos invadidos de irresponsabilidad enfermiza.

Nos quejamos de copiar todo lo que los americanos venden, pero seamos francos ¿quien podría usar ese diagnóstico? Desde luego el hijo medio no podrá acceder a tal beneficio, sólo el de los muy, muy pudientes. No apto para los poco ricos, sólo para los asquerosamente ricos porque esos sí que sufren. Pero es que avanzando en el análisis de la figura puede incluso resultar familiar el hecho de que el rico pueda matar y quedar impune, solo tenemos que retroceder unos siglos y lo tenemos en nuestra edad media ¿realmente queremos exponernos a que esto suceda?

Publicado en Diario el Sol de Lorca el pasado 18 de septiembre

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s