Archivo de la etiqueta: política

El término por la palabra

Disponía nuestra anterior ley de enjuiciamiento criminal (LECrim, en adelante) de varios términos para identificar a la parte sobre la que recaía el proceso, de tal forma que uno podía saber perfectamente en que estado se encontraba el asunto dependiendo de cómo lo llamasen. Por supuesto, no todo el que sufría un procedimiento penal en sus carnes tenía que pasar por ser identificado por todos y cada uno. Así, uno podía ser acusado pero más tarde podía resultar absuelto, no llegando nunca a ser condenado ni reo, por ejemplo.

Definición del Diccionario Jurídico de Imputado. http://dej.rae.es/#/entry-id/E136960

Sigue leyendo

Anuncios

Luces y sombras del fin de las hostilidades de las FARC en Colombia

No cabe duda de que cualquier cese de la violencia, en cualquier caso, es motivo de tranquilidad y alegría. En un segundo plano queda, casi para el 100% del común de los mortales qué precio paga una sociedad por ese tan ansiado cese de la violencia. Aunque nos da un poco de miedo poner este asunto encima del tapete, ciertamente creo que resulta, cuanto menos llamativo por cínico y me veo obligada a plantearlo.

Imagen descargada de pixabay.com, bajo licencia Creative Commons CC0

Imagen descargada de pixabay.com, bajo licencia Creative Commons CC0

Sigue leyendo

Fuera de Estadística. Capítulo VI: ¿Europa?

Hemos de reconocer que nuestra intención era publicar esta última parte tras las elecciones del 20D, cuando estuviese formado Gobierno. Pero no dejan de sorprendernos y hemos estado 6 meses como el «malo de Sleepy Hollow», aunque curiosamente con más cabeza que nunca.

Como ya algunos líderes han dicho que del 26J (2016) no pasa sin formar Gobierno, y que las respuestas a esta última parte de entrevista todavía están vigentes -otras, ya, no tan candentes- consideramos que es el mejor momento para publicarlo.

Puede pareceles un poco largo, aún así les recomendamos verlo hasta el final. Creemos que les va a encantar. Sigue leyendo

Sin Palabras

«Llevas mucho tiempo callado. ¿No tienes nada que decir?», me preguntan. No es que no tenga nada que decir, es que no tengo palabras. La consecuencia es la misma, pero la causa totalmente distinta.

Supongo que empezó con aquel famoso debate por el que se medirían nuestros candidatos a Presidente. En el que estaban todos los partidos -con opciones- representados por sus líderes. Todos, porque si la señora Santamaría decía que ellos eran todos uno (mosqueteros, debe ser), se entiende que a su partido también lo representaba su líder. Pero claro, si iba a ir su «líder», ¿por qué entonces no fue Rajoy? Ya no valdría eso de que sólo debatiría con el jefe de la oposición como se había hecho siempre, ¿o sí? Sigue leyendo