Archivo del Autor: bbysa

Mientras tanto

Sentado. Tranquilo e impasible. Condescendiente conmigo. Escucha con atención, al tiempo que, sé, su mente está en más de un sitio a la vez y, aún así, con toda su atención para mí.

“¡Erraste el tiro!”, le indico, cual profesor, con aires de superioridad. “No te das cuenta, pero no soy yo tu objetivo. A mí me lo debes.  Tú que puedes, ¿por qué no? Me dediqué al resto. Yo cumpliré irremediablemente mi fin, pero en otro momento. No, a mí no. No ahora”.

Cargado de razón, con temple, voy exponiendo mis motivos. Desgrano, justifico, cada uno de ellos. Acredito con hechos probados inimpugnables. Mi alegato es francamente exquisito, instruido, completo, fundado. Digno de ser estudiado. Justicia, dedicación, clamor popular, conocimientos pendientes,… Injusto otro resultado. Sigue leyendo

Anuncios

Encuéntranos, ahora también, en distintos directorios de blog

Tras analizar la idea de un lector, hemos decidido hacer caso y dar de alta en algunos buscadores. Sigue leyendo

Los “remedios caseros” de Ana Mato

Recientemente se han podido escuchar unas declaraciones de nuestra Ministra Ana Mato en las que habla de la futura eliminación de «medicamentos para patologías sin importancia» que no será recetados por los facultativos de nuestro sistema de salud. Sigue leyendo

“Mea culpa”

El aumento de visitas durante el 2011 hizo que utilizásemos un programa de escritorio para actualizar nuestro blog y así no tener que estar escribiendo desde internet. Lástima que uno se confíe tanto en su manejo de las nuevas tecnologías y no realice las obvias y necesarias acciones previas, como aprender a utilizar el programa y comprobar que lo estás haciendo como debe hacerse.

A raíz de implementar un “widget” en nuestro tema (creo que se escribe así) recientemente que permite publicar en “twitter” los nuevos “post” de este “blog”, nos hemos dado cuenta de que desde hace bastante tiempo hemos estado escribiendo “entradas” y guardando “borrador” en vez de publicarlas.

Iremos publicando aquellas entradas otra vez poco a poco, a ser posible en la fecha en que debió ser publicada, y si no puede ser, con expresión en el mismo artículo de cuándo debió ser publicado.

Lo dicho, entonamos el “mea culpa”.