Archivo de la etiqueta: Diputados

El término por la palabra

Disponía nuestra anterior ley de enjuiciamiento criminal (LECrim, en adelante) de varios términos para identificar a la parte sobre la que recaía el proceso, de tal forma que uno podía saber perfectamente en que estado se encontraba el asunto dependiendo de cómo lo llamasen. Por supuesto, no todo el que sufría un procedimiento penal en sus carnes tenía que pasar por ser identificado por todos y cada uno. Así, uno podía ser acusado pero más tarde podía resultar absuelto, no llegando nunca a ser condenado ni reo, por ejemplo.

Definición del Diccionario Jurídico de Imputado. http://dej.rae.es/#/entry-id/E136960

Sigue leyendo

Anuncios

Sin Palabras

«Llevas mucho tiempo callado. ¿No tienes nada que decir?», me preguntan. No es que no tenga nada que decir, es que no tengo palabras. La consecuencia es la misma, pero la causa totalmente distinta.

Supongo que empezó con aquel famoso debate por el que se medirían nuestros candidatos a Presidente. En el que estaban todos los partidos -con opciones- representados por sus líderes. Todos, porque si la señora Santamaría decía que ellos eran todos uno (mosqueteros, debe ser), se entiende que a su partido también lo representaba su líder. Pero claro, si iba a ir su «líder», ¿por qué entonces no fue Rajoy? Ya no valdría eso de que sólo debatiría con el jefe de la oposición como se había hecho siempre, ¿o sí? Sigue leyendo

Esta ronda te toca a tí, Mariano (#quesejodan)

Os equivocáis, Mariano «& friends». No os dais cuenta de que me da igual si os habéis traído la cartera o no, de si tenéis cambio o no. Yo ya he pagado hasta ahora lo que os habéis tomado. Va siendo hora de que invitéis vosotros o, como mínimo, os paguéis vuestras rondas. Si os lo habéis gastado, me da igual dónde: lo devolvéis vosotros, lo pagáis vosotros. Dejadme en paz, que ya no me queda para mí. Me da igual si fue fulano o zotano el que gastó o el que pidió. No os dais cuenta de que me importa poco, a estas alturas, si los mercados, prima de riesgo o especuladores dicen o dejan de decir.

No está bien que tus amigos o conocidos -o tú, quién sabe- se gasten el dinero por ahí «de farra», lo escondan u os lo quedéis, para que ahora tenga yo que reponer ese dinero. No está bien. No soy vuestro padre, no tengo que responder por vosotros. ¿Acaso vais a poner dinero por mí cuando el banco venga a quitarme la casa si me gasté el dinero en la playa -durante mis únicos quince días anuales de vacaciones no remuneradas-, o cuando me tomo un café en el descanso de 20 minutos -en mi jornada de diez horas y media diarias? ¿El banco me ha perdonado algo, me ha pagado algo? ¿Por qué entonces yo tengo que ajustar más -que no puedo- mi economía para abonar lo que se ha gastado el banco en lo que le ha dado la gana? Sigue leyendo

Las consecuencias de la democracia española, ¡toma ya!

Hay varias citas célebres que se podrían aplicar a los últimos acontecimientos acaecidos tras las votaciones electorales del pasado 22 de mayo. Por ejemplo:

Para ver por qué hacer uso o no del voto, de si está bien o no el sistema democrático, la de Winston Churchill, que dijo aquello tan célebre de «la democracia es el peor sistema de gobierno creado por el hombre, con excepción de todos los demás». Incisivo hasta ser hiriente e ingenioso, pero real. También Jorge L. Borges dió su particular definición: «es una superstición muy difundida, un abuso de la estadística».

Una vez elegidos, o incluso cuando se presentan los elegibles, Henry F. Amiel sentenció: «No niego los derechos de democracia; pero no me hago ilusiones respecto al uso que se hará de esos derechos mientras escasee la sabiduría y abunde el orgullo».

Sigue leyendo