CUANDO EL PARO CRECE EN ESPAÑA… ¿Y LA ECONOMÍA PARA QUIÉN?

Esta lectora, acude estos días un poco “desconcertada” a la presentación de unos datos, de un proyecto político … bueno en realidad de una situación política disparatada durante años que, desde luego, a mentes despiertas indigna, presiona, y hasta en momentos amordaza.

No es ya, que escuchemos mítines cínicos hasta el extremo de políticos señalados hasta el tuétano de corrupción. No es que esos mismos señalen con un dedo inquisidor a otros aún más malos, si cabe, con una mezcla de cinismo y canales callejero. No es ya que se nos trate como sordos incapaces de conocer y aceptar una realidad. No es eso, es mucho más.

Es la aparición endémica de causas penales por todo lo ancho y largo de este maldito país. Es que desde el ayuntamiento más pequeño, pasando por las autonomías (feudales a mi modo de ver en todos sus extremos) para llegar a los partidos nacionales, sedes generales, ex-ministros, y un largo etcétera están salpicados de malversación de caudales públicos, cohecho, fraude fiscal, blanqueo de capitales, apropiación indebida y todo el elenco de delitos contra el patrimonio y el orden socioeconómico como si de recitar el código penal se tratara. Y ¿qué ocurre con todo eso? Nada. Un absoluto y vacío NADA. Las causas se perpetúan décadas -ver caso Palau.

Las condenas no se corresponden con las cantidades desfalcadas. Nadie repone las cantidades desviadas, solo los pobres diablos. Esos sí cumplen sus periodos carcelarios irremediablemente con el consiguiente pago. Los otros… no. Y no pasa nada. Y, ¿saben ustedes por qué no pasa nada? Sencillo. Hemos llegado a una indisoluble alianza entre el dinero y la corrupción socialmente aceptada y no reprobada.

Siento mucho utilizar estos términos pero alguien tiene que señalarnos a todos.

Es raro que alguien no aplauda la conducta de otro que “pega un pelotazo”. “Ahí está ¡¡con dos cojones!! Ya me gustaría a mi”; “Yo por unos cuantos también me paso un par de años a la sombra”; “Fulano (refiriéndose al político de turno) se ha ido de viaje pero no ha pagado nada, lo paga el Ayuntamiento”; “me toca la lotería si me recalifican unos terrenos porque están al lado de unos de un primo/socio/colega del alcalde” y un largo etc que el lector ya ha identificado.

Esto es lo que nos ha llevado a esta situación. Esa falta de vergüenza, de dignidad y de capacidad para enfrentarse a la cruda realidad de que somos lo que hacemos y lo que permitimos que nos hagan. Si los gestores de lo publico nos roban es porque les dejamos. Siempre hay un funcionario cerca que conoce, que ve y que permite. Un usuario que ve, que conoce y que permite. Y un empresario que anda ahí que ve, que sabe y que permite. Y para colmo que finalmente los vota, a todos ellos como responsables directos de este país que tenemos en el que nuestras cifras de paro suben, mientras desde todas las publicaciones del sistema y a nivel mundial se nos pone como ejemplo de prosperidad, tan solo como estrategia para un apoyo electoral de las citas electorales en ciernes, para que no haya ningún cambio de poder, les cito para que decidan qué hacer en los próximos meses, colaborar de manera activa a esta situación o adueñarse de su voto y tomar otros caminos que están abiertos y son posibles.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s