Abogados “gratis”

No es común en este nuestro blog hablar de la profesión de abogado, así como su relación con los clientes, o sus vicisitudes, al menos si no ha habido una cierta repercusión en los medios. Pero llega un momento en que un conocido te dice que, tras  hacer zapping el dueño de un local entre los miles de canales que te ofertan ha visto en un canal que no puede identificarte, una información sobre la gratuidad del ejercicio de la abogacía. Es en ese momento cuando considero, humildemente, utilizar este medio para hacer algunas aclaraciones. El debate lo centra un comentarista sobre el abogado “gratis”, entendiendo como tal al abogado de oficio, y que este último reclama sus honorarios por haber defendido a un señor pudiente.

Ese comentario podría no tener la menor importancia o trascendencia, pero debido a que son muchos los que tienen una idea equivocada al respecto -y no es que este colaborador tenga culpa, pero tampoco ayuda- es por la que dedico unos minutos a este post. Para aclarar un poco, o al menos intentarlo, expondremos brevemente la diferencia entre abogado “gratis”, abogado de oficio y abogado “de paga”.

Es básica una cosa, que debe quedar clara sin más: el abogado es abogado, ya actúe de oficio o de “paga”. Es el mismo y ejerce, o debería ejercer, con la misma diligencia ya sea designado de oficio o por petición expresa de un cliente. Por tanto, lejos de la imagen que las series y/o películas “americanas” le dan, en España el abogado de oficio es igual de diligente y preparado que el “de paga”.

El abogado de oficio está disponible para todo justiciable. Nuestro Estado de Derecho lo regula para que nadie pueda ser juzgado sin la garantía de un procedimiento justo, y no lo puede ser si no lo defiende o asesora un experto en Derecho (en aquellos casos que sea estrictamente necesario, claro). La falta de recursos económicos o de conocimiento de la existencia de un profesional concreto no puede impedir el derecho a la defensa del justiciable. Se le asimila, porque es lo que normalmente ocurre, con “abogado gratis”. Realmente no es del todo así.

Pongamos un ejemplo: Un señor es detenido por conducir bajo los efectos del alcohol, tras celebrar una cena de negocios, superando los límites establecidos, a las 2 de la mañana. No conoce abogado alguno porque nunca le ha hecho falta. Para tomarle declaración es preciso que un abogado esté presente. Antes de comenzar con la declaración le preguntarán si quiere nombrar a un abogado en particular o que se le nombre de oficio. Al no conocer a ninguno, solicita de oficio. Un abogado de oficio acudirá y velará por sus intereses. ¿Significa que por ser de oficio es gratis? No, será “gratis” si sus condiciones económicas justifican que se le reconozca el beneficio de justicia gratuíta. Pero entonces ¿significa que le tiene que pagar al abogado de oficio? Si sus recursos económicos exceden los límites establecidos, entonces sí tiene obligación de abonar sus honorarios.

El abogado de oficio será “gratis” para quien realmente no puede pagarlo estando obligado por la ley  a estar representado por uno. Esto lo determina una resolución a la solicitud.

Y ¿qué pasa con las costas si me asignan un abogado de oficio y pierdo con condena en costas? Que concedan un abogado de oficio “gratis”, por ser beneficiario de justicia gratuíta, no significa que no puedas ser condenado en costas o que no las tengas que pagar. Existe la obligación de pago de esas costas, otra cosa será que te puedan ejecutar o no las mismas.

En el lado contrario, el abogado nombrado particularmente -conocido también como “de paga”- puede actuar cobrando sus honorarios o, según la relación o circunstancias con el cliente, actuar gratis.

Por tanto, el abogado de oficio puede tener el derecho a cobro por su actuación y, al contrario de lo que se piensa, el abogado “de paga” puede “salir gratis”. Es decir, el abogado “gratis” es una cosa, el abogado de oficio es otra y el abogado particular o “de paga” es otra.

Anuncios

3 Respuestas a “Abogados “gratis”

  1. hola, tengo una sobrina que robó en en centro comercial, en dos tiendas pero no tanta cosa creo que unos 60 euros ella y su amiga tienen 12 años y les han denunciado fue ayer aun no ha llegao la denuncia pero me podria dar su opinion.

  2. Estimada Lola:

    Agradecemos su comentario, pero no respondemos a consultas a través de este canal.

    Puede contactar a través de http://www.bufetebysa.com.

    En cualquier caso, por tema de rapidez, ha de saber que si se tramita por robo, da igual la cantidad que haya sido o el valor de los mismos. Es diferente a un hurto. No hay falta de robo, es delito. Luego, habría que estar atentos si el Ministerio Fiscal o la acusación particular (si la hubiere) solicitan que se persiga como un solo delito o como dos, lo cual sería, evidentemente, peor.

    Si tienen 12 años, irán por jurisdicción de menores.

    Desde aquí le recomendamos que confíe en su abogado. Si es de oficio, de igual manera. Recuerde que para ser abogado de oficio en España ha de demostrar que tiene una experiencia mínima de 3 años y un determinado número de casos a sus espaldas.

    Gracias por leernos y por comentar.

    PD. No entendemos la razón, pero nos ha llegado hoy la comunicación de este comentario. Lamentamos profundamente el retraso. Esperamos haberla ayudado

    A la vista del presente, nos hemos dado cuenta de que hay muchos comentarios sin publicar correctamente. Prometemos solucionarlo a la mayor brevedad

  3. Pingback: Tasas Judiciales: Aplicación práctica | EL BLOG DE OPINIONES DE BUFETEBYSA.COM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s