Elecciones 2011, ¿lo conseguimos?

El pasado 22 de mayo la gente fue a votar en España, con la sana intención -al menos en principio- de elegir a  quién quieren que dirija su ciudad y su comunidad autónoma (en este último caso, menos en Galicia, País Vasco, Cataluña y Andalucía).

De los índices de participación, porcentajes de votos (válidos, nulos y abstenciones) y de número de concejales obtenidos se pueden realizar muchas lecturas. De todas ellas, hoy diremos unas cuantas, a pesar de que podamos estar totalmente equivocados.

Con respecto a los concejales obtenidos y a la hecatombe del PSOE. A tenor de los resultados, a mí me dió (y me da) la sensación de que lo que realmente ocurrió fue un voto de castigo. Me dió la sensación de que la gente no votaba a un partido o a otro porque considerase que iban a ser mejores alcaldes que los demás. Me dió la sensación de que la gente votó en contra del PSOE, más aún, en contra del señor Zapatero. Y es por la cantidad de votos. Cierto es que el PP ganó, con respecto a las anteriores, más de 500.000 votos, y aumentando un 2% del total. ¡Ahí es nada! Pero es que el PSOE perdió cerca de 1.500.000 votos y casi un 12% del total de votos. Es decir, el voto que en 2007 se le concedió al PSOE se ha repartido en varios partidos. Sus votantes no están contentos con el trabajo realizado, y no seré yo quien les culpe.

Con respecto a la participación, a pesar de la llamada popular que hubo a no votar (fuera del archiconocido movimiento) aumentó en casi un 3%. La gente quería votar, y por lo que se desprende de la cantidad de votos, es que quiere otros partidos, otras ideas, otros dirigentes… a parte del meritado castigo. La gente no sólo piensa, sino que actúa. No quieren un bipartidismo. Y esto puede ser porque otros políticos le han convencido, o porque no les convencen nada los que hay (creo que se da más esta segunda opción que la primera). El mensaje es claro: que cambien los políticos a otros con mejores ideas, mejores intenciones y más centrados en el pueblo; el medio es el adecuado: las elecciones; pero, ¡lástima!, sus oidos sordos, no lo escuchan, o no lo quieren entender. En definitiva, el mensaje no les ha llegado.

Y, luego está el tema del porcentaje de votos, según sean válidos, nulos o abstenciones. ¿Y por qué no nombras los votos en blanco? Porque son VÁLIDOS. ¿Qué implica con que sean válidos? En que son contados a la hora de establecer porcentajes. Ya vimos en otro post cómo funcionan las elecciones, pero voy a poner un ejemplo con los datos del 2011 como si fuese una única circunscripción, para luego hacer un comentario:

Total votantes

Votos en blanco

Votos nulos

Abstenciones

Total votos computables

Votos mínimos (para un ejemplo de 5%)

22.971.350

584.012

389.506

11.710.762

23.555.362

1.177.768,10

Y ahora el mismo cuadro, pero con los votos en blanco como si fuesen nulos:

Total votantes

Votos en blanco

Votos nulos

Abstenciones

Total votos computables

Votos mínimos (para un ejemplo de 5%)

22.971.350

0

973.518

11.710.762

22.971.350

1.148.567,5

¿Y esto qué quiere decir? Pues sencillo: Si lo que se pretendía votando en blanco es que «fastidiase» a los dos grandes, se han equivocado. Votando en blanco se computa el voto a efectos de porcentaje, por lo que los partidos «pequeños» necesitan más votos para entrar en ese hipotético cinco por ciento. Como el número de concejales es el mismo, al evitar que los «pequeños» cojan su parte, lo que hace es que los grandes «toquen a más». Es decir, si lo que se intentaba era que los grandes, o algún partido grande en concreto, obtuviese menor representación, se han equivocado.

Si lo que intentaban hacer ver es que son votantes de alguno de los grandes pero no les terminan de convencer, y que quieren que hagan otras cosas para convencerles, entonces sí: es correcto.

De todas formas lo realmente escandaloso -tanto que no quiero dedicar más que estas palabras- no es la debacle del PSOE, o que el PP haya ganado territorios históricamente socialistas, ni que otros partidos se hayan consolidado como UPYD, sino que Bildu no sólo está, sino que ha conseguido mucha representación. Esperemos estar todos equivocados a este respecto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s